5.3 la expansion de la corona de aragon en el mediterraneo

5.1. Los reinos cristianos en la baja edad media: organización política e instituciones en el reino de Castilla y en la Corona de Aragón


Frente a la anterior fragmentación del poder político, propia del feudalismo, en los siglos XIV y XV se fue reforzando la autoridad de los reyes. La unificación de Castilla y León provocó un proceso de centralización administrativa, con un código común, “las Partidas” (1348), que reforzaba además la autoridad real. Las Cortes, institución de representación de los tres estamentos, sólo tuvieron, desde finales del siglo XIV, la función de conceder los subsidios a los reyes. También se mantuvo el Consejo Real, de función asesora. En el XIV se creó la Audiencia, órgano supremo de justicia. Los municipios tenían cierta autonomía; pero en esta época, el deseo de los reyes de aumentar su poder, hizo surgir la figura del corregidor, representante del rey.


La Corona de Aragón se presentaba como una confederación de territorios (Aragón, Cataluña, Valencia, Mallorca), cada uno con sus leyes e instituciones propias. Se mantuvo la concepción feudal y pactista de la monarquía. Como resultado de ello, la organización y las instituciones políticas tuvieron un carácter distinto al de Castilla, y el poder del rey estaba más limitado. Había Cortes independientes en cada núcleo de la Corona; Diputaciones (Generalitat en Cataluña, y Diputaciones en Aragón y Valencia); y cargos como el del Justicia de Aragón.


5.2. Los reinos cristianos en la baja edad media: crisis demográfica, económica y política


La crisis que se inicia en el siglo XIV tuvo su origen en factores económicos muy concretos. Sin embargo, la crisis se fue complicando y generalizando, hasta alcanzar todos los sectores económicos, y todos los aspectos de la sociedad. El primer desajuste en producirse fue una crisis agraria (estancamiento de la producción), que provocó escasez de alimentos, y, ante los frecuentes años de malas cosechas, hambrunas. La crisis demográfica vino, como consecuencia, a continuación, aunque se vio aumentada por las epidemias, como la Peste Negra de 1348. El retroceso en la población llevó consigo abandono de tierras de cultivo, disminución en la producción agraria, y aumento de los precios de los alimentos. Ante la disminución de las rentas, los señores intentaron acaparar más tierra (enfrentándose entre ellos) y aumentar la presión sobre los campesinos. Esto provocó una conflictividad social generalizada, con implicaciones políticas. Hubo conflictos políticos tanto en Castilla (guerra civil dinástica, con implicaciones sociales y políticas exteriores), como en Aragón (guerra civil, enfrentamientos entre grupos sociales, entre la monarquía y sectores poderosos de la sociedad).

5.3. Los reinos cristianos en la baja edad media: la expansión de la Corona de Aragón en el Mediterráneo


El Mediterráneo fue para Aragón un ámbito prioritario de actuación por varias causas, como el fin de la expansión territorial en la Península, la necesidad de controlar a los almogávares, o la búsqueda de una salida para el comercio catalán y valenciano. Desde finales del siglo XIII hasta mediados del XV, los monarcas aragoneses emprendieron una importante expansión política por el Mediterráneo, que era un ámbito muy bien cartografiado (cartografía mallorquina). Se fueron incorporando a Aragón: Sicilia (siglo XIII), Cerdeña (siglo XIV) y el reino de Nápoles (siglo XV). Incluso durante un breve periodo de tiempo pertenecieron a Aragón los ducados de Atenas y Neopatria (siglo XIV). Al amparo de esta expansión política, se desarrolló un activo comercio internacional que comunicaba estas regiones con otras más distantes, como el Próximo Oriente o Flandes. Se crearon los “consulados del mar”, como delegaciones mercantiles de Aragón. Pero la crisis general de los siglos XIV-XV afectó mucho a la Corona de Aragón. Este factor, junto con el avance turco y la emergencia de las nuevas rutas atlánticas, provocaron la decadencia de este comercio.


5.4. Los reinos cristianos en la baja edad media: las rutas atlánticas (castellanos y portugueses). Las islas Canarias


La expansión marítima de Castilla y Portugal se inició a mediados del siglo XIV, y alcanzó una gran actividad a lo largo del siglo XV. Los dos estados coincidían en pretender canalizar sus intereses económicos en un espacio aún no controlado por otros países. El incentivo era la búsqueda de oro y especias, la necesidad de hallar una ruta directa hacia los lugares productores de estos tesoros, prescindiendo así de los intermediarios musulmanes y de los turcos otomanos. Contaban ya con un buen respaldo técnico (carabela, astrolabio, brújula, cartografía), experiencia de navegación, y la buena situación de sus puertos atlánticos.


Durante el siglo XV Portugal llevó la iniciativa, protagonizando una expansión por la costa occidental de África, donde fueron creando factorías. Hacia mediados de siglo navegantes portugueses llegaron al golfo de Guinea, rebasando la línea del Ecuador. En la misma época Castilla ocupó las islas Canarias, aunque su conquista no se completó hasta después del descubrimiento de América. Por los Tratados de Alcaçovas (1479) Castilla había renunciado a cualquier derecho sobre la costa africana, a excepción de Canarias, y fue Portugal quien alcanzó el cabo de Buena Esperanza en 1488 y la India en 1498.



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

5.3 la expansion de la corona de aragon en el mediterraneo

CASTILLA: ORGANIZACIÓN POLÍTICA E INSTITUCIONES ENLA BAJA E.MEDIA


En la Corona de Castilla a pesar de la extensión del poder señorial, la autoridad de lamonarquía se fortaleció considerablemente en los ss XIV y XV.A ello contribuyó en gran medida la difusión de teorías políticas, que, basadas en elDerecho romano, defendían la supremacía absoluta del rey, cuyo poder se considerabade origen divino. De este modo frente al concepto feudal de señor de vasallos, se fueimponiendo la doctrina del rey como soberano de súbditos, según la cual el reino debíaestar subordinado a la autoridad ilimitada e independiente del monarca, que sólo eraresponsable de sus actos ante Dios.La monarquía castellana inicia un proceso de centralización de su poder.
1. En el ámbito estatala) se produjo la fusión definitiva de las Cortes de Castilla y León. Lascortes eran convocadas por el rey y reproducían la estructura estamentalde la sociedad ya que estaban compuestas de tres brazos (nobleza, clero yciudades). Las funciones de las Cortes eran atender las consultas del reyy sobre todo votar subsidios, impuestos de carácter extraordinario paraatender los gastos de la monarquíab) Surge el Consejo Real, organismo de carácter técnico integrado en sumayor parte por legistas que asesoraban al rey en todo tipo de decisiones.c) Nace la Audiencia, como órgano supremo de justicia sólo supeditado alrey.2.
En al ámbito local se produce una creciente intervención de la monarquía en losmunicipios con el fin de controlarlos.a) Se liquidan los restos de los concejos abiertos y democráticos, con elestablecimiento de regimientos o concejos restringidos. Los regidoreseran nombrados por el rey con carácter vitalicio, generalmente entre losmiembros de la nobleza local o alta burguesía.b) El representante de la monarquía en los municipios es el corregidor, queen un principio era enviado por el rey temporalmente para resolverproblemas graves, pero a finales del s. XV se convierten enrepresentantes permanentes.

ARAGÓN: ORGANIZACIÓN POLÍTICA E INSTITUCIONES ENLA BAJA E. MEDIA

La estructura política de la Corona de Aragón difería de la castellana en dos aspectosesenciales:a) Era una confederación de territorios, cada uno de ellos con leyes e institucionespropias y notables diferencias entre sí.b) La relación entre gobernante y gobernado se mantiene dentro del conceptofeudal de pacto entre el señor y sus vasallos.Instituciones:1. Los virreinatos.
Representantes del rey en los territorios que no residía elmonarca.2. Las Cortes.
El rey se compromete a reunirlas periódicamente y a solicitar suconsentimiento en asuntos importantes. Defendían los intereses específicos de lanobleza, el clero y la alta burguesía de los diferentes reinos (Aragón, Catalunña,Valencia) y nunca llegaron a unirse.3. Las Diputaciones.
Cuando las Cortes concedían algún subsidio al monarca, secreaba una comisión para organizar y controlar su recaudamiento y, concluida sulabor se disolvía. Con el tiempo se transformaron en permanentes. Existía laDiputación del General de Cataluña o Generalitat y la Diputación deAragón con atribuciones no sólo fiscales sino también políticas, y laDiputación del Reino de Valencia que nunca adquirió competencias políticasimportantes.4. El Justicia de Aragón.
Lo desempeñaba un miembro de la nobleza designadopor las Cortes. Su función principal era la interpretación y defensa de los fuerospropios de Aragón frente a posibles pretensiones autoritarias del monarca.5. Los municipios de la Corona de Aragón fueron cayendo progresivamente bajoel control de las oligarquías urbanas. El delegado del rey fue perdiendoatribuciones. Existía una asamblea o consejo municipal, órgano asesor llamadoel Consell


LA EXPANSIÓN DE LA CORONA DE ARAGÓN EN EL

MEDITERRÁNEO


La Corona de Aragón (Cataluña y Valencia sobre todo) va a estar presente en todo el

Mediterráneo. Los catalanes mantienen barrios comerciales en: Alejandría, Chipre,

Constantinopla… Con estas ciudades orientales van a intercambiar tejidos armas… a

cambio de especias que vienen del Extremo Oriente

Esta expansión comercial estará apoyada por la conquista militar de algunos lugares

claves en el comercio mediterráneo:
Así se conquistaron las Baleares, pero también y en

sucesivas etapas Sicilia (s. XIII), Cerdeña (s, XIV) y el reino de Nápoles (s.XV), con

estos territorios intercambian aceite, papel y tejidos a cambio de algodón y trigo.

Durante un breve periodo de tiempo (s. XIV) revirtieron también a la Corona aragonesa

los ducados griegos de Atenas y Neopatria, conquistados por tropas mercenarias

catalanas – los almogávares- (en árabe los que entran en tierra enemiga), que habían

acudido allí para ayudar al emperador bizantino contra los turcos.

Este activo comercio internacional también llegará al Atlántico, puesto que mercaderes

catalanes están firmemente asentados en Flandes, allí intercambiaban tejidos flamencos

a cambio de especias, azafrán y armas.

Los comerciantes catalanes asentados en ciudades extranjeras van a defender sus

derechos frente a los poderes autóctonos y se van a agrupar en barrios catalanes,

dirigidos por cónsules, que se gobernarán de forma autónoma y desde el punto de vista

judicial serán juzgados por sus propios jueces.

La etapa de máximo esplendor del comercio catalán fue el s. XIV. El avance turco y la

caída del imperio bizantino en 1453 aceleraron la decadencia del comercio mediterráneo

al mismo tiempo que emergían las nuevas rutas atlánticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>