Factores que influyen en la variación de la lengua

1.Introducción: La lengua tiene unidad porque todos cuantos la utilizan pueden entenderse al usarla, pero es evidente que hay diferencias en su empleo, es lo que denominamos variedad lingüistica . La perdurabilidad de la lengua escrita, los medios de comunicación y ciertas contribuyen a mantener la unidad del castellano. Se produce, gracias a todos ellos, un proceso de estandarización  y normativización.//Variedades diastráticas o socioculturales.La fragmentación del idioma no sólo puede observarse geográficamente.  Cuando hablamos de dialectos sociales, nos referimos a la distribución y estratificación social de los hablantes que viene determinada por:Causas sociales y curturales.

El hábitat

El lenguaje rural suele ser más relajado en la entonación, menos cuidado en la pronunciación y más conservador en el léxico. El urbano es más renovador porque está influido por modas lingüísticas. También cabe mencionar el lenguaje de los inmigrantes que constituyen lo que podríamos llamar dialecto de barrio.

La edad

Los grupos generacionales constituyen formas de expresión diferentes. Incluso se dan lenguajes marginales o marcados por modas lingüísticas entre los más jóvenes: es la jerga o argot juvenil de la que hablaremos al final del tema.

El sexo

Las posibles diferencias entre la forma de hablar de hombres y mujeres están marcadas por patrones de comportamiento asumidos en la sociedad.

La profesión

Influye por el uso de tecnicismos.

El nivel socio – cultural

Es el que más contribuye. No por pertenecer a una clase baja se tendrá menos cultura.  Pero es evidente que la formación se ve a veces limitada por una situación socio–económica.Variedades diastráticas o sociolectos:Nivel culto: Es el de quienes utilizan la lengua con todas sus posibilidades, cuidando todos sus planos. Rasgos:
Fonológicos no hay relajación fonética (la “d” intervocálica)

Morfosintáctico

Construcciones sintácticas adecuadas, precisión en tiempos verbales,empleo de nexos adecuados…

Léxico

Se emplean tecnicismos, términos abstractos, voces cultas, se evitan tacos…Este nivel es el más estable en el uso lingüístico.//Nivel medio o estándar:Lo dan a conocer la escuela y  los medios de comunicación, dirigido a una masa amplia de población. Encontramos en él rasgos cultos, coloquiales e incluso errores lingüísticos:
Discordancias (“De esta agua no beberé”), supresión del artículo (“Corre por banda derecha”).//Nivel vulgar:El menos cuidado de la lengua. El hablante tiene niveles de conocimiento muy elementales, lo que no le permite cambiar de registro.
Los vulgarismos se dan en todos los niveles, pero son más usuales aquí:

Fónicos

Relajación vocálica (Ugenio por Eugenio); cambios en las consonantes (indición por inyección) o supresión (poblema por problema).

Morfosintácticos

Desorden en el uso de pronombres (me se cayó por se me cayó); discordancias (Te lo compremos el jueves); uso incorrecto de las preposiciones (Pienso de que no es así).

Léxicos

Vocabulario muy reducido, no se emplean sinónimos, se emplean palabras “baúl”, uso de tacos y frases hechas…/// Variedades diafásicas o el registro:Están condicionadas por la situación y el propósito comunicativo. Se denomina REGISTRO al conjunto de carácterísticas lingüísticas que resultan de la adaptación del uso de la lengua por parte de un hablante a una situación comunicativa. Los factores que determinan el registro utilizado:
El medio o canal empleado, permite distinguir entre uso oral (más espontáneo, con menos cohesión…) y uso escrito (producción planificada, con mayor corrección…)-La llamada atmósfera o relación que se establece entre interlocutores (de igualdad o jerarquía, de intimidad o distancia, etc.) que dará lugar a un uso formal o informal.
-El dominio de la comunicación que va ligado a una actividad concreta. En este caso hablamos de lenguajes específicoscomo el científico-técnico, el humanístico, el periodístico.
..///Tipos de registro: Registro coloquial: Es más relajado, aunque no tanto como el vulgar. Sus rasgos coinciden con lo que podríamos llamar “nivel popular” de uso de la lengua:

Fónicos

Entonación marcada (abundantes exclamativas), uso de interjecciones (¡Anda!).

Morfosintácticos

Oraciones cortas; empleo reducido de nexos; abundancia de diminutivos, aumentativos (pequeñín, grandote…); construcción impersonal (Se va tirando)

Léxicos

Reducido vocabulario, construcciones pleonásticas (sube arriba); metáforas exagerada (Estoy hecho polvo); empleo de refranes (quien mal anda…); empleo de muletillas (bueno,¿no?) y de palabras “baúl” (cosa).Además, añadir de la función apelativa y emotiva:
Negaciones (¡Ni hablar!); apelaciones al interlocutor (¿Te das cuenta?).Hemos mencionado el uso de REFRANES y creo conveniente ahondar en su estudio. Un refrán es una frase completa que expresa un pensamiento de carácter moral o didáctico. El abuso en su empleo denota pobreza expresiva. El refrán utiliza una serie de artificios que facilitan su recuerdo. Carácterísticas:- Son breves y ni siquiera se formulan completos: “Dime con quién andas…” -El ritmo.-Estructuras paralelísticas:

Registro formal:

Se emplea en situaciones en las que priman la eficacia y la distancia entre interlocutores. Encontramos: léxico preciso, fórmulas de cortesía, riqueza y variedad de vocabulario, sintaxis compleja, etc./Para concluir el tema, creo necesario ahondar en un término que ya ha aparecido anteriormente./1-Jergas y Argot: Lázaro Carreter define jerga como «Lengua especial de un grupo social diferenciado.Fuera de él hablan la lengua general»./Un tipo común, es la originada por el ejercicio de una profesión (medicina, informática…). Estas no tienen la función marginadora. El afán de sentirse al margen de normas sociales es la base de las jergas juveniles (enrollarse, movida, rallarse…)./Un caso particular de jerga es la Germánía o argot que es la manera de hablar de grupos sociales marginales y de ambiente delictivo. Su ámbito es limitado: los saludos, despedidas, los estados de ánimo y el consumo de drogas (dar el palo, la pasma…)Como conclusión al tema apuntaremos que, si bien es deseable la unidad, no es posible la uniformidad: en la variedad de usos radica su riqueza.