La casa de acacias

GÉNERO


Encuadramos esta novela dentro del género del suspense en el que se combinan la intriga y el análisis psicológico. Con admirable maestría la autora crea la compleja personalidad del protagonista (traumatizado, reprimido) y construye un complicado entramado de sucesos en torno a su vida (estafa, asesinatos), cuyos conflictos resuelve hábilmente. Patricia Highsmith, con su pericia en el género, consigue mantener la expectación y el interés del lector hasta el último capítulo en el que nos desvela un desenlace sorprendente.

DIÁLOGO

La novela ofrece variedad de estilos narrativos en el uso del diálogo.
Son numerosas las conversaciones mantenidas por los personajes en estilo directo y con frecuencia se reproducen breves diálogos en estilo indirecto. Es abundante el uso del estilo indirecto libre ya que el narrador equisciente se desdibuja al adoptar el punto de vista del personaje.

LUGARES

La acción comienza en Nueva York, pero la trama se desarrolla prácticamente en Europa, en zonas mediterráneas, en concreto en Italia: Mongibello, Palermo, Roma, Venecia, Nápoles; alguna visita a París, y acaba con el protagonista recién llegado a Grecia. Las descripciones de los espacios están tratadas desde una perspectiva objetiva, son breves pero relativamente frecuentes en la obra: el piso de Tom, amaneceres, cafés, callejuelas, interiores, monumentos…

TIEMPO

La historia se ambienta en los años 50. Comienza con la entrevista de Ripley y el señor Greenleaf en Octubre y termina cuando Tom arriba en Grecia en el mes de Junio. Transcurre en unos nueve meses. Las referencias temporales son bastante precisas a lo largo de la obra; el frecuente intercambio de cartas fechadas entre los personajes ofrece bastantes datos que nos van situando en espacios temporales concretos; además el narrador nos facilita numerosos comentarios sobre las estaciones d
LENGUAJE Y ESTILO
En la narración se intercalan el género epistolar y fragmentos de noticias de prensa. La correspondencia entre Tom y otros personajes es frecuente, escribe cartas a su tía Dottie, al señor Greenleaf, a Marge, a Freddie, al banco; además le remiten cartas a él y a Dickie A través de las noticias del periódico Tom sigue el curso de las investigaciones. ●En la obra es frecuente la aparición de expresiones y frases en italiano. ●La autora usa un estilo conciso, claro y con pocas figuras retóricas. Con una prosa en la que escasean las expresiones de énfasis y el lenguaje vehemente. Los personajes, especialmente el protagonista, se expresan con bastante impasibilidad.

PERSONAJES

 En la obra aparecen muchos personajes, la mayoría son secundarios en el desarrollo de la trama: – Algunos son de Nueva York, amigos o conocidos de Tom: Bob Delancy, Marc Priminger, Cleo Dobell o los señores Greenleaf. – El resto son personas que conoce el protagonista a partir de su marcha a Italia: Freddie Miles, el detective McCarron, algunos compatriotas con los que coincide en las travésías, americanos e ingleses a cuyas fiestas asiste, vecinos de Mongibello etc. Tom, Dickie y Marge son los personajes principales de la novela. Los tres son personajes redondos puesto que su carácter, ideas e intenciones cambian y evolucionan a lo largo de la obra.

MARGE

Es escritora; está enamorada de Dickie y aunque no es correspondida sabe compaginar ese sentimiento con una verdadera amistad. Suficientemente sensata como para darse cuenta de que Ripley no es una persona transparente y que puede ser una mala influencia para su amigo. Tom no pone en práctica con ella su discurso seductor porque no le interesa para ninguno de sus planes. Por carta o en persona mantiene el contacto con Tom hasta el final de la historia.

DICKIE (RICHARD GREENLEAF)


Es un rico norteamericano heredero de una naviera. Atractivo, alto, rubio y con buen porte. Decide abandonar una buena posición social en Nueva York para dedicarse a la pintura y vivir como un bohemio en Italia, en Mongibello posee una casa y un velero. No le falta dinero gracias a la renta que recibe mensualmente. Es algo indolente e influenciable. Su actitud escapista para no afrontar la realidad puede interpretarse como la conducta de un hombre inmaduro, lo que podría explicar el trato descortés con el que recibe a Tom cuando éste llega a Mongibello: no le ofrece alojamiento a pesar de que es un compatriota, un antiguo conocido recién llegado a un país extranjero; la llegada de Tom interrumpe la rutina de su vida y perturba su existencia idílica. Dickie no deja de ver a Tom como un intruso y, a pesar de concederle algunas licencias, no está dispuesto a dejarlo invadir su espacio ni va a permitir que estropee su relación con Marge. Todos lo consideran débil y voluble, de ahí que a nadie cause gran extrañeza que su desaparición haya sido voluntaria o que se haya suicidado. Aparece en el capítulo 7 y desaparece en el 12 cuando es asesinado; no obstante, a través del recuerdo de Tom su presencia es constante en la obra. 

TOM TIPLEY

 Tom tiene veinticinco años, había nacido en Boston, sus padres murieron ahogados cuando él era pequeño, de ahí su fobia al agua. Fue criado por una tía que lo trataba mal y lo vejaba llamándolo mariquita. Se fugó a los diecisiete años y lo devolvieron a casa; a los veinte se fue a trabajar a Nueva York donde vivíó cuatro años antes de irse a Italia. La autora aporta escasos detalles físicos del protagonista: es de complexión y aspecto similares a Dickie aunque más moreno. No tiene estudios universitarios, es un actor fracasado y tampoco ha prosperado en ninguno de los empleos que ha desempeñado. La vida no le ha ido bien y sobrevive estafando.

TALENTO DE MR RIPLEY


 Tom posee algunas aptitudes que explican el talento que lo caracteriza y que da título a la novela: ●Su gran capacidad para mimetizarse en otras personas; es muy observador y esa cualidad le permite retener detalles sutiles que le facilitan imitar o asumir otra personalidad: gestos, tono de voz, gustos, mirada, historias y anécdotas que cuenta la gente; todo lo mete en un saco e irá descargando selectivamente ese bagaje en función de las necesidades del momento. ●Es inteligente, metódico y calculador, lo que hace que sus mentiras se sostengan con lógica y credibilidad. Planea los críMenes y las situaciones sopesando el más mínimo detalle. Es consciente de su superioridad intelectual para trazar planes y sortear imprevistos. No deja ningún resquicio, ni un solo cabo suelto en sus proyectos; sólo comete un pequeñísimo error hablando con Marge en su casa de Venecia, ella le pregunta dónde ha pasado el invierno, cuando contesta lo traiciona el subconsciente y aflora la personalidad de Dickie: Pues no con Tom, quiero decir, no con Dickie. Paqui Extremera Ruiz Página 17 ●Por otro lado posee una gran imaginación, ensaya historias inventadas hasta el punto de imaginarlas con toda clase de detalles para llegar a creérselas él mismo, con lo cual nunca incurre en contradicciones y todas sus versiones son totalmente coherentes. Sus historias eran buenas porque siempre las imaginaba intensamente, tanto que él mismo llegaba a creérselas. ●Autodominio y serenidad. Tom no pierde nunca el control, ni ante el peligro ni ante la rendición cuando lo cree todo perdido. En ocasiones se inquieta o se pone nervioso, pero siempre consigue dominar la situación, sabe cómo calmar su excitación y aparentar tranquilidad. La represión continua a la que ha de someterse `para mantener una falsa vida y el esfuerzo psicológico que esto conlleva terminan pasándole factura y su cuerpo reacciona: vomita, suda y se marea; pero también ejerce autodominio y control en los momentos de indisposición física