Posibilismo político

Teatro español hasta Guerra Civil:


el teatro que se representó durante la 1mitad del SXX en España viene determinado por dos premisas básicas: ignoró las tendencias experimentales y renovadoras que triunfaban en Europa y presenta una dicotomía clara: escisión tajante entre el teatro comercial que triunfa en los escenarios y teatro más innovador en cuanto a enfoques ideológicos, temas o aspectos técnicos que cosecha el rechazo del público. Factores de estos hechos:-Público burgués: impónía una tiranía ideológica y una estética conservadora.-Los empresarios son privados: exigían que los autores respetaran esos gustos y deseos del público burgués.-Los críticos: se sometieron también a los deseos del público y no promovieron el gusto hacia propuestas más innovadoras.-Esto provoca un determinismo estético: hay una fuerte resistencia a las experiencias innovadoras. LA Consecuencia es la pobreza del teatro español en este período. Es un teatro inmovilista que da la espalda a los movimientos renovadores del teatro europeo y mundial; sólo algunos autores menos conformistas tratarán de romper esta tendencia, rebelándose contra el teatro comercial, lo que hará que surja esa dicotomía clara.

A)Teatro com de éxito:

es un teatro conservador en lo ideológico y en lo formal, tres rasgos: -Explota la estética realista del teatro del SXIX.-Se acomoda a los ideales conservadores de la burguésía.-Cosechó un gran éxito entre el público más conservador. JACINTO BENAVENTE fue el encargado de dar forma a este teatro. Tendencias:

Comedia Benaventina:

se caracteriza por sus lujosas puestas en escena, una suave crítica de los conflictos morales y familiares de la burguésía, el lenguaje cuidado y elegante, con gran calidad en sus diálogos y por la falta de profundidad psicológica de los personajes y la ausencia de crítica. Jacinto Benavente(Rosas de Otoño, El Nido ajeno), Luca de Tena, López Rubio y Calvo Sotelo.

Teatro poético en verso:

heredero de los dramas ROMánticos y seguidor de la moda francesa de Cyrano de Rostand. Tiene una estética modernista y una ideología tradicionalista, presenta un gran virtuosismo formal y sus temas son históricos o fantásticos. Francisco Villaespesa(Doña María de Padilla, Abén Humeya), Eduardo Marquina(En Flandes se ha puesto el sol) y los hermanos Machado(Juan de Mañara).

El teatro costumbrista:

pretende reflejar idílicamente la vida. Sus argumentos son sencillos, sin profundidad psicológica y sin crítica, con lenguaje expresivo que imita la expresión popular, buscando el salero y la gracia. Se desarrolla bajo la forma de sainetes y comedias costumbristas. Carlos Arniches(sainetes madrileños) y hermanos Álvarez Quintero(comedias costumbristas andaluzas).

El teatro cómico:

son obras de trama fácil, con tipos populares y castizos, situaciones sociales estereotipadas, con finalidad lúdica y de entretenimiento; usa un lenguaje popular y humorístico. Puede aparecer en obras con música:opereta, revista, vodevil y en obras sin música: juguete cómico, astracán, tragedia grotesca. Pedro Muñoz Seca(crea el astracán con La venganza de Don Mendo).

B) Teatro renovador:

es renovador porque:-Reacciona contra el convencionalismo del teatro realista.-Teatro que no sólo propone nuevas formas dramáticas sino que quiere plantear problemas, existenciales o sociales, para sacudir la conciencia burguesa.-No triunfa por:-Teatro irrepresentable.-El público que lo acepta es minoritario.-Ningún empresario se arriesga con él. Intentos renovadores:

Teatro renovador en La Gen del 98:

varios de los autores del 98 intentaron la renovación del teatro mediante fórmulas novedosas que se alejaban de la estética realista y que planteaban conflictos existenciales al espectador. Fracasa comercialmente por esa falta de adecuación a las pautas del lenguaje teatral convencional. Tiene voluntad de transmitir un mensaje filosófico e ideológico profundo y complejo.

Valle-Inclán:

autor más importante del 98.

Unamuno:

aboga por un teatro desnudo(teatro filosófico e intelectual, cercano al ensayo que son dramas de ideas que se vierten en un lenguaje muy denso y en ellos prima la palabra sobre la acción. El otro,La esfinge, Fedra.

Azorín:

su teatro es antirrealista, con una estética llamada superrealismo, irracional y simbólico. Se fundamenta en el diálogo, destacando los efectos de iluminación. Los temas son la búsqueda de la felicidad, el tiempo y la muerte. Old Spain, Lo invisible.

Jacinto Grau:

busca la restauración de la tragedia clásica, aunque no triunfó. Su mayor logro lo alcanzó con la farsa:teatro denso y culto que recrea los grandes mitos de la literatura. El señor de Pigmalión, Don Juan de Carillana.

Teatro renovador en el período vanguardista Ramón Gómez de la Serna:

su ideal de un arte arbitrario le lleva a escribir algunas piezas polarmente distantes de lo que se solía ver en las tablas y que se quedaría sin representar. Es un teatro muerto para el que no quiere ir al teatro, con anhelo antiteatral, que rompe con cualquier convencíón escénica o dramática. Obras irrepresentables. El laberinto, Teatro en soledad, Los medios seres.

Teatro renovador de la Gen del 27:

aspectos:-Depuración del teatro poético a través de una profunda investigación sobre las posibilidades lungüísticas de la palabra.-Incorporación de las formas de vanguardia(simbolismo) que triunfaban en Europa, autores como Maeterlinck y directores como Nijinski.-El propósito de acercar el teatro al pueblo(creación de compañías teatrales itinerantes(La Barroca de Lorca).

García Lorca:

más adelante.

Pedro Salinas:

escribe un teatro humanista que plantea conflictos éticos, escrito desde el exilio. Judith y el tirano, El dictador.

Rafael Alberti:

evoluciona desde un teatro vanguardista de corte surrealista hacia un teatro de compromiso político. Vanguardia destaca El hombre deshabitado y en político Noche de guerra en el Museo del Prado, Fermín Galán.

Miguel Hernández:

evoluciona desde un teatro social que tiene ecos de Lope de Vega a un teatro de compromiso político y de combate, sin metas literarias. Social sería El labrador de más aire y de combate Pastor de la muerte.

Otros autores:


Alejandro Casona:

escribe un teatro de tono lírico, alegórico y simbólico, donde se mezcla la realidad y la fantasía, con gran éxito. La dama del alba, La barca sin pescador.

Max Aub:

evoluciona desde un teatro vanguardista y antirrealista(Espejo de avaricia) hasta un teatro centrado en los horrores de la guerra(San Juan).