Rinitis moco blanco


Tos. Consiste en una espiración brusca y rápida. Es causada por una estimulación del centro nervioso de la tos. Hay dos tipos:Tos seca, o no productiva, que no viene acompaña de expectoración.
T
os húmeda, o productiva, que viene acompañada de expectoración.
Disnea. Es un tipo de dificultad respiratoria que produce sensación de falta de aire. Existen distintos tipos de disnea.
Las principales son:
Disnea de esfuerzo, que aparece con el esfuerzo y desaparece con el reposo.Disnea de reposo, que aparece con el esfuerzo o bien estando en reposo, pero no desaparece con el reposo.
Ortopnea, que es una disnea muy intensa que aparece en decúbito y obliga al paciente a estar sentado, o de pie, pues así mejora su ventilación.
Polipnea o taquipnea. Es un aumento de la frecuencia respiratoria por encima del límite superior de su valor normal (entre 12 y 20 respiraciones por minuto en el adulto).
El aumento fisiológico de la frecuencia respiratoria como respuesta al ejercicio no se considera taquipnea.
Bradipnea. Consiste en una disminución de la frecuencia respiratoria por debajo de los valores normales.
Expectoración. Es la expulsión mediante la tos húmeda de mucosidades producidas por el aparato respiratorio.
Esputo. Es la materia procedente de las vías respiratorias que se elimina mediante la expectoración. Está constituida al menos por moco.
Es importante observar las carácterísticas del esputo para orientar sobre la enfermedad subyacente. Hay cuatro tipos: mucoso, purulento (amarillo o verdoso, indicativo de una infección bacteriana), hemático (con sangre rojiza) y herrumbroso (color marrón, carácterístico de las neumonías bacterianas).
Hemoptisis. Consiste en la expulsión con la tos de sangre procedente del aparato respiratorio. Es importante diferenciarla de la hematemesis, en la que la sangre procede del aparato digestivo, que no se acompaña de tos.
Cianosis. Coloración azulada de piel y mucosas. Es indicativa de una hipoxemia, es decir, de unos niveles bajos de oxígeno en sangre.

CP:Acude a tu farmacia una persona para comprar un jarabe para la tos. Tú le preguntas que si puede «arrancar» las mucosidades y te contesta que sí. ¿Qué debes hacer?

Deberás preguntarle por las carácterísticas del esputo y, si te parece que no es mucoso, deberás recomendarle que acuda a su médico, pues probablemente esté infectado y necesite antibiótico.

RinitisEs una inflamación de la mucosa nasal que cursa con obstrucción del flujo aéreo (al inflamarse la mucosa, queda menos espacio en las fosas nasales para que circule el aire; a veces, la obstrucción es total), en una primera fase, y aumento de la secreción de moco, en una segunda.En general, la rinitis es parte de un cuadro más amplio, que puede ser de dos tipos:Infeccioso: forma parte de los cuadros catarrales, también conocidos como constipados o resfriados. Se trata de viriasis.Alérgico: también se conoce como fiebre del heno.
SinusitisConsiste en una inflamación de la mucosa que recubre el interior de los senos paranasales.Suele cursar con un dolor cuya localización dependerá de los senos afectados. Al inflamarse la mucosa, se obstruye el conducto del seno que desagua en las fosas nasales. Debido a que ese moco no sale, y a estar aumentada su secreción, la presión dentro del seno se incrementa, siendo esta la causa del dolor. En general, la sinusitis está producida por procesos infecciosos virales o bacterianos.
Amigdalitis
Es una inflamación de las amígdalas palatinas, situadas en la pared posterior de la boca, entre los pilares del velo del paladar (si abres la boca frente a un espejo, puedes verlas si no te las han extirpado).Suele cursar con dolor al tragar. En general, su causa es infecciosa.
FaringitisSe trata de una inflamación de la faringe. Su causa puede ser infecciosa (viral, bacteriana) o irritativa (ambientes con humo, etc.). En general, cursa con dolor al tragar.

Laringitis Es una inflamación de la laringe, de causa infecciosa o bien irritativa; puede cursar con alteraciones en la voz (disfonía, afonía).

TraqueítisEs una inflamación de la mucosa traqueal, que puede ser infecciosa o irritativa. Cuando se inflaman laringe y tráquea, hablamos de laringotraqueítis.
BronquitisEs una inflamación de la mucosa bronquial. Diferenciamos dos tipos:
Bronquitis aguda. Se trata de una inflamación aguda de la mucosa bronquial, que cursa con un importante aumento de la secreción bronquial. Su causa puede ser irritativa (inhalación de irritantes, como, por ejemplo, humo en gran cantidad) o infecciosa (viral o bacteriana). En las de etiología infecciosa, suele cursar con fiebre y dolor en el pecho al toser, pudiendo presentarse esputos hemoptoicos.
Bronquitis crónica. Se define como la secreción excesiva de moco traqueobronquial, con tos y expectoración, durante, como mínimo, tres meses en dos años consecutivos. Su causa más frecuente es el humo del tabaco. Estos enfermos sufren con frecuencia episodios de bronquitis aguda, con lo que su bronquitis crónica empeora. Da lugar a una insuficiencia respiratoria. El abandono del consumo de tabaco mejora la calidad de vida de estos pacientes.
El asma consiste en una hiperreactividad de las vías respiratorias bajas ante numerosos estímulos, lo que da lugar a un edema en la pared de los bronquiolos de pequeño calibre, que se acompaña de una secreción de moco muy viscoso (espeso). Se diferencian dos tipos básicos de asma: Asma extrínseca o alérgica. Se da cuando el paciente desarrolla un episodio al contactar con distintos alérgenos conocidos, y da resultado positivo en las pruebas alérgicas.Asma intrínseca. Se produce cuando no es posible identificar ningún tipo de alérgeno relacionado con la aparición de las crisis.
En el tratamiento de las crisis asmáticas se utilizan corticoesteroides, que disminuyen el edema, y broncodilatadores, que aumentan la luz bronquiolar disminuida por el espasmo. Si se acompaña de infección, será necesario añadir antibióticos. En el caso del asma alérgica, la vacunación con preparados del alérgeno específico y/o el uso de antihistamínicos son fundamentales para prevenir las crisis.

Cáncer de pulmónEl cáncer de pulmón es una neoplasia maligna con cuatro tipos de células malignas diferentes.El principal problema que presenta el carcinoma de pulmón es que cuando se manifiesta (sintomatología) suele haberse diseminado a otros órganos vía linfática (metástasis).
Insuficiencia respiratoriaLa insuficiencia respiratoria consiste en la incapacidad que tiene el pulmón para cumplir con su función de oxigenación de la sangre. A esta situación se puede llegar por tres tipos de causas:Aquellas que provocan una disminución de aire disponible en los alvéolos. Aquí se incluyen las enfermedades de las vías respiratorias bajas que hemos visto. Puede que entre menos aire a los pulmones (procesos inflamatorios de vías bajas) o que haya disminuido el número de alvéolos funcionales, lo cual ocurre, por ejemplo, en las fases avanzadas del carcinoma de pulmón.
Las que suponen que la sangre no llegue a la cercanía de los alvéolos. Sería el caso de una embolia de pulmón; el problema no está en las vías respiratorias, sino en el componente vascular de la hematosis. Se trata de una alteración de la perfusión pulmonar.
Causas que producen un alejamiento entre el epitelio alveolar y el capilar. Esto ocurre en distintas enfermedades en las que se depositan sustancias entre ambos epitelios. En esta situación, la que está alterada es la difusión.
El neumotórax consiste en la entrada de aire al espacio pleural. Este aire puede proceder del exterior (una herida) o del interior del pulmón (rotura de la pleura visceral). El resultado es que el pulmón afectado se colapsa, dejando de funcionar, lo que da lugar a una insuficiencia respiratoria aguda.
La neumonía es una inflamación del parénquima pulmonar, causada por distintos agentes infecciosos, tales como bacterias, hongos, parásitos, etc.
El consumo de tabaco es un factor que favorece su aparición, ya que los agentes infecciosos no pueden ser eliminados hacia el exterior con facilidad, pues los cilios están paralizados. También favorece su aparición la inmunodepresión (p. Ej., el sida).
El Streptococcus pneumoniae es el agente causal más frecuente en las neumonías que se adquieren fuera de los hospitales. Suele cursar con tos (seca o productiva), fiebre y alteración en el estado general.

.La citada alumna te pregunta que no entiende por qué le dan mucolíticos, ya que le hacen toser más. ¿Qué le contestarías?

Deberías explicarle que, cuando las secreciones son espesas, resulta más difícil expulsarlas. El acúmulo de mucosidad en las vías respiratorias bajas favorece la infección, por lo que resulta necesario hacer más líquidas esas secreciones, pues así, gracias al reflejo de la tos, el enfermo podrá ir eliminándolas. Ese es el motivo por el cual se le están administrando mucolíticos.

Una mujer de 75 años, exfumadora, presenta desde hace cinco años tos con abundante expectoración, habitualmente blanquecina, así como disnea de medianos esfuerzos. De forma ocasional, preferentemente en los meses del invierno, la expectoración se torna de un color amarillento y aumenta la disnea.

La enferma está tratada con broncodilatadores por indicación de su médico. En los episodios referidos, se le añade un antibiótico de amplio espectro y corticoides inhalados. En una ocasión fue ingresada en el hospital, donde recibíó oxigenoterapia. ¿Puedes explicar qué le ocurre a la enferma?

La enferma padece una bronquitis crónica. Tiene un antecedente importante, ha sido fumadora. Esto supone que el sistema ciliar para la expulsión de las mucosidades no es eficiente.La inflamación crónica de la mucosa en las vías inferiores da lugar a una disminución de su luz, es decir, produce una obstrucción crónica. El broncodilatador indicado por su médico provoca una relajación de las fibras musculares lisas a nivel de las vías inferiores, lo que aumenta la luz de tales vías y disminuye la obstrucción. Como consecuencia, se consigue que llegue más aire a los alvéolos.
Con la llegada del frío, la paciente presenta cuadros infecciosos respiratorios, los cuales agravan su bronquitis crónica de base. Su médico añade al tratamiento un antibiótico de amplio espectro para solucionar la infección, y un corticoide inhalado para conseguir que se amplíe la luz de las vías aéreas inferiores y que no disminuya la llegada de aire a los alvéolos.Por último, el ingreso hospitalario se produce cuando las anteriores medidas no impiden que la enferma sufra una hipoxemia importante. Los objetivos perseguidos son asegurar el diagnóstico y controlar la hipoxemia. La oxigenoterapia consigue que el aire inspirado sea más rico en oxígeno y facilita, por tanto, la difusión en la membrana alveolo-capilar.


Una vecina te comenta que está enferma. Tiene tos y respira con dificultad. El médico le ha dicho que padece una bronquitis aguda, ha prescrito un mucolítico y le ha indicado que debe beber mucha agua, y que, si empieza con fiebre o no mejora en unos días, debe volver a consulta. Pero ella no entiende para qué debe beber agua, si el riñón lo tiene bien, y por qué no le ha recetado un antibiótico. ¿Qué le explicarías?

Solución

Una bronquitis es la inflamación de la mucosa bronquial; se suele acompañar, en mayor o menor grado, de una broncoconstricción. Debido a la inflamación, aumenta la producción de moco, inicialmente muy espeso, el cual queda pegado a la pared de los bronquios. Esto, junto con la broncoconstricción, hace que la luz de los bronquios disminuya, por lo que al respirar entra y sale de los pulmones un volumen menor de aire, y de ahí que respire peor.

El médico ha pensado que su etiología debe de ser viral, por lo que un antibiótico no es útil. El mucolítico va a fluidificar las secreciones bronquiales. El agua es un gran mucolítico, por lo que beberla en abundancia ayudará a que el moco acumulado se haga más líquido y pueda ser expulsado con la tos. Por último, si no mejora, puede ser que tenga una infección bacteriana sobreañadida, en cuyo caso el médico sí indicará la toma del antibiótico pertinente.


En la residencia de ancianos en la que trabajas, uno de los residentes comienza a tener dificultades para ventilar. Tras hacerle una radiografía, oyes que el médico dice que tiene un derrame pleural, y que es necesario trasladarlo al hospital para que le saquen líquido pleural. ¿Podrías explicar lo que está ocurriendo?

Solución

El derrame pleural es un acúmulo de líquido en la cavidad pleural, que es el espacio entre las dos hojas de la pleura. Este líquido ejerce una presión. Puesto que la pleura parietal «choca» contra la parrilla costal, que es dura, la única posibilidad es que la pleura visceral se distienda, empujando al pulmón.

Como consecuencia, el pulmón pierde volumen, por lo que, al respirar, la cantidad de aire que entra y sale de ese pulmón es menor que en condiciones fisiológicas normales.

El tratamiento urgente consiste en realizar una toracocentesis, es decir, sacar el exceso de líquido, con lo que el pulmón podrá expandirse con normalidad y desaparecerá la dificultad respiratoria.


Se denomina membrana alveolo-capilar a la unidad funcional formada por el endotelio del capilar y la pared del alveolo. ¿Qué ocurriría si una sustancia se depositara entre ambos y, por tanto, aumentara la distancia entre alveolo y capilar?

Solución

La consecuencia es que el proceso de difusión se vería dificultado, por lo que las cantidades de oxígeno y de dióxido de carbono que se intercambiarían serían menores.