Sociedad ilustrada

Las desamortizaciones se iniciaron con Godoy en 1798 en busca de financiación y se aplicaron a las propiedades de los Jesuitas y obras pías. Con José I se continuaba la desamortización de los Bienes de la aristocracia y el clero de aquellos que apoyaban a Fernando. Las Cortes de Cádiz aprobaron y continuaron las desamortizaciones, que se aplicaron (1813) a las propiedades de los afrancesados, de las órdenes militares Disueltas, de los monasterios destruidos por la guerra y a la mitad de las Sigue leyendo