Historia social, ficha social e informe social


Poesía DE LOS 60


Un grupo de poetas súperó los contenidos más sociales y emprendíó un rumbo poético hacia aspectos humanos y solidarios, pero con un decidido interés por los valores estéticos y las posibilidades del lenguaje.Estos poetas nacidos entre 1925 y 1938 son Ángel González: Áspero mundo; José Agustín Goytisolo: Algo sucede; José Ángel Valente: A modo de esperanza; Claudio Rodríguez: Don de la ebriedad y Jaime Gil de Biedma. /Hijos de la burguésía media, ninguno participó en la Guerra Civil , pero crecieron entre las ruinas de la posguerra. Les uníó una fuerte amistad y una admiración mutua, una actitud ética. Leyeron a Neruda y a César Vallejo y se sintieron herederos de Antonio Machado, manifestaron admiración por Cernuda y convivieron con Blas de Otero y José Hierro.


Evitan el prosaísmo y la espontaneidad de la poesía social, con una elaboración estilística. Reivindican un lenguaje poético alejado del simbolismo y de las vanguardistas, que conjuga con el estilo conversacional; la ironía e incluso el sarcasmo. En cuanto al contenido, hay que hablar de una poesía no social, pero sí crítica e inconformista. Expresan sus propias experiencias de la vida cotidiana. Hay que destacar también el doloroso escepticismo ante el sentimiento de soledad. Por último, destaca su concepción de la poesía como vehículo de conocimiento, más que de comunicación.


JAIME GIL DE BIEDMA.

Nace en Barcelona, ciudad en la que reside prácticamente toda su vida, en el seno de una familia burguesa y vinculada a la aristocracia castellana.

Obra Su obra poética no es muy extensa, pero Jaime Gil de Biedma está considerado uno de los mejores poetas de su generación. Compañeros de viaje (1959) es su primer libro importante. La obra se centra en el paso del tiempo, en la amistad, en el recuerdo, en el anhelo de preservar el pasado. Se articula en tres bloques: “Ayer”, “Por vivir aquí” y “La historia para todos”.


Moralidades (1966). Es su segundo libroque por motivos de censura se publicaría en México en 1966. Representa la plena madurez del poeta, y un dominio absoluto del lenguaje. A este libro pertenece el poema “En el nombre de hoy”, que es el primero y funciona como prólogo de todo el libro.  Poemas póstumos (1968). La poesía de Gil de Biedma se caracteriza por un tono hedonista y vital al que acompaña una aguda conciencia del paso del tiempo, tema obsesivo en Poemas póstumos, poemario esencialmente desengañado y amargo en el que el poeta toma conciencia de la pérdida de su juventud. Los poemas de los tres libros, y otros, fueron recogidos todos con el título Las personas del verbo (1975, 1982).


Poesía DE LOS 70.Los novísimosEstos poetas más jóvenes se sienten alejados de la Guerra Civil y se manifiestan ajenos a la poesía anterior, preocupada por lo social. El crítico José María Castellet publicó en 1970 Nueve novísimos poetas españoles que sacó las tendencias de la nueva poesía. Los novísimos son escépticos sobre las posibilidades de la poesía para cambiar el mundo. Predomina en ellos el sentimiento de inutilidad de la poesía, atacan la poesía social y proclaman la autonomía del arte, basada en la defensa de la imaginación y el interés por el estudio del estilo.


Se ha definido este grupo como experimental, esteticista y lúdico. De la poesía española sólo les interesan algunos poetas, como Aleixandre y Gil de Biedma. Se despreocupan de las formas métricas tradicionales y introducen en sus obras elementos exóticos. Lo más destacado en estos poetas es la incorporación a su mundo poético la imagen y la sensibilidad “camp”: están muy influidos por los “mass-media” –cine, televisión, prensa…– y por los mitos de estos años: Marilyn Monroe, Ernesto “Che” Guevara, los Beatles…


El estilo se nutre del Surrealismo e incorpora técnicas como el collage y el flash cinematográfico. La intertextualidad se convierte en una clave descifrada sólo por lectores muy formados. Así, los textos resultan herméticos, también por su cuidada elaboración retórica.

Destacan autores como Manuel Vázquez Montalbán , Antonio Mártinez Sarrión , Pere Gimferrer , Guillermo Carnero  y Leopoldo Mª Panero. Dentro de esta estética se incluyen también a Ana Mª Moix, José Mª Álvarez, Félix de Azúa, Vicente Molina Foix, Luis Alberto de Cuenca, Luis Antonio de Villena y Antonio Colinas.

Poesía desde 1975 hasta actualidad

A partir de mediados de los setenta, decae la estética de los novísimos y se produce una nueva poesía que rescata la continuidad con el pasado literario español y halla sus modelos en los poetas de fin de siglo, en los del 27 y en los del grupo de los 50.TEMAS Y ESTILO. Rechazan lo frío y conceptual de la generación anterior a favor del intimismo y la emoción. De la poesía de los setenta mantienen la temática urbana, y la vida cotidiana se convierte en fuente de poemas de tono autobiográfico, que asoman sentimientos como el amor, la soledad, el paso del tiempo…


Formalmente, rechazan la ornamentación estilística y culturalista de los novísimos y prefieren una poesía de retórica más equilibrada. El lenguaje utilizado, de tono coloquial, se carga del léxico de la vida moderna, y la ironía, en la tradición del grupo de los cincuenta. Aunque se produce una vuelta a las formas métricas clásicas no se abandona el verso libre.TENDENCIAS. El neosurrealismo (entronca con la generación del 27 y los surrealistas de posguerra) destaca Blanca Andreu. /El neorromanticismo (sus temas son la noche, la importancia del canto y  la muerte) destaca Antonio Colina./La poesía del silencio, minimalista o conceptualista (preferentemente en verso corto, condensan los conceptos y abandonan el exceso verbal) destacan Jaime Siles y Andrés Sánchez Robayna./La poesía épica (que recupera la naturaleza y el recuerdo de un pasado idílico) destaca Julio Llamazares./La poesía sensualista o del nuevo erotismo  con Ana Rossetti.


Sin embargo, la tendencia con mayor repercusión en la actualidad es la poesía de la experiencia. El texto se sitúa en un espacio y tiempo concretos, busca un público más amplio, lo cual la aleja del elitismo de los novísimos. Abarca un espectro temático que incluye desde los hechos cotidianos y la realidad urbana al más profundo intimismo o la preocupación por el paso del tiempo. La reflexión sobre la vida se tiñe de un contenido emotivo y la presencia de la anécdota conduce muchas veces a poemas narrativos. Estos poemas prefieren un estilo basado en el lenguaje conversacional y en el monólogo dramático. La nómina de la poesía de la experiencia agrupa a Luis García Montero, al vasco Jon Juaristi y al gallego Miguel d’Ors, como autores más destacados.Luis GARCÍA MONTERO es el representante de la poesía de la experiencia. Sus poemas son fundamentalmente urbanos y giran alrededor de motivos como el café como lugar de encuentro, la carretera, la ciudad, la calle. En sus textos, se hace presente el tema del amor cotidiano y compartido.