J

La existencia de Dios es el primer dato de la revelación, sin embargo necesita demostración ya que No es un dato de evidencia para la razón. Esto se debe a que, como aristotélico, considera que todo conocimiento parte de los sentidos, pero en ellos no se manifiesta la existencia de Dios sino de forma vaga y Confusa. Santo Tomás, con su teoría “empírica” Del conocimiento, no puede admitir que se forme un concepto en la mente previamente a la captación Sensible del objeto. Él optará por argumentos a posteriori, que de los efectos a las causas.Las famosas “cinco vías” proceden de diversos autores y Santo Tomás las sistetizará. Son Argumentaciones a posteriori que se basan todas ellas en la misma estructura: • Parten de un hecho observable. • Aplican el proceso de causalidad. • Niegan este proceso al infinito. • Conclusión: atributo divino. 5 Vías. Primera vía

Movimiento: nos consta por los sentidos que hay seres de este mundo que se mueven; pero todo lo que se mueve es movido por otro, y como una serie infinita de causas es imposible hemos de admitir la existencia de un primer motor no movido por otro, inmóvil. Y ese primer motor inmóvil es Dios. Segunda vía
Eficiencia: nos consta la existencia de causas eficientes que no pueden ser causa de sí mismas, ya que para ello tendrían que haber existido antes de existir, lo cual es imposible. Además, tampoco podemos admitir una serie infinita de causas eficiente, por lo que tiene que existir una primera causa eficiente incausada. Y esa causa incausada es Dios. Tercera vía
Contingencia: hay seres que comienzan a existir y que perecen, es decir, que no son necesarios; si todos los seres fueran contingentes, no existiría ninguno, pero existen, por lo que deben tener su causa, pues, en un primer ser necesario , ya que una serie causal infinita de seres contingentes es imposible. Y este ser necesario es Dios. Cuarta vía
Grados de perfección: observamos distintos grados de perfección en los seres de este mundo (bondad, belleza,…) Y ello implica la existencia de un modelo con respecto al cual establecemos la comparación, un ser óptimo, máximamente verdadero, un ser supremo. Y ese ser supremo es Dios. Quinta vía
Finalidad: observamos que seres inorgánicos actúan con un fin; pero al carecer de conocimiento e inteligencia sólo pueden tender a un fin si son dirigidos por un ser inteligente.
Luego debe haber un ser sumamente inteligente que ordena todas las cosas naturales dirigíéndolas a su fin . Y ese ser inteligente es Dios.

La existencia de Dios es el primer dato de la revelación, sin embargo necesita demostración ya que no es un dato de evidencia para la razón. Esto se debe a que, como aristotélico, considera que todo conocimiento parte de los sentidos, pero en ellos no se manifiesta la existencia de Dios sino de forma vaga y confusa. Santo Tomás, con su teoría “empírica” del conocimiento, no puede admitir que se forme un concepto en la mente previamente a la captación sensible del objeto. Él optará por argumentos a posteriori, que de los efectos a las causas.Las famosas “cinco vías” proceden de diversos autores y Santo Tomás las sistetizará. Son argumentaciones a posteriori que se basan todas ellas en la misma estructura: • Parten de un hecho observable. • Aplican el proceso de causalidad. • Niegan este proceso al infinito. • Conclusión: atributo divino. 5 Vías. Primera vía
Movimiento: nos consta por los sentidos que hay seres de este mundo que se mueven; pero todo lo que se mueve es movido por otro, y como una serie infinita de causas es imposible hemos de admitir la existencia de un primer motor no movido por otro, inmóvil. Y ese primer motor inmóvil es Dios. Segunda vía
Eficiencia: nos consta la existencia de causas eficientes que no pueden ser causa de sí mismas, ya que para ello tendrían que haber existido antes de existir, lo cual es imposible. Además, tampoco podemos admitir una serie infinita de causas eficiente, por lo que tiene que existir una primera causa eficiente incausada. Y esa causa incausada es Dios. Tercera vía
Contingencia: hay seres que comienzan a existir y que perecen, es decir, que no son necesarios; si todos los seres fueran contingentes, no existiría ninguno, pero existen, por lo que deben tener su causa, pues, en un primer ser necesario , ya que una serie causal infinita de seres contingentes es imposible. Y este ser necesario es Dios. Cuarta vía
Grados de perfección: observamos distintos grados de perfección en los seres de este mundo (bondad, belleza,…) Y ello implica la existencia de un modelo con respecto al cual establecemos la comparación, un ser óptimo, máximamente verdadero, un ser supremo. Y ese ser supremo es Dios. Quinta vía
Finalidad: observamos que seres inorgánicos actúan con un fin; pero al carecer de conocimiento e inteligencia sólo pueden tender a un fin si son dirigidos por un ser inteligente. Luego debe haber un ser sumamente inteligente que ordena todas las cosas naturales dirigíéndolas a su fin . Y ese ser inteligente es Dios.