Masas de aire geografía

 TIPOS DE CLIMA EN ESPAÑA
En España hay una enorme diversidad de climas:
DOMINIO OCEÁNICO. Lo esencial de sus rasgos climáticos es la reducida amplitud térmica y 
las precipitaciones abundantes y regulares. 
Hay tres variantes:
– Clima oceánico (zona de Galicia y cornisa cantábrica). Temperaturas suaves en invierno y 
moderadas en verano.
Con temperaturas medias anuales cercanas a los 14º C y escasa 
amplitud térmica. Bastante humedad y precipitaciones abundantes, superiores a los 800 
mm anuales. Ej: Santander.
– Clima oceánico de transición (hacia el interior). A medida que nos alejamos de la costa 
aumenta la amplitud térmica y disminuye la regularidad de las precipitaciones, aún 
superiores a los 700 mm anuales. Ej: Orense
– Clima oceánico de influencia subtropical (litoral andaluz atlántico). Temperaturas más 
altas, media anual cercana a los 18º C, precipitaciones medias cercanas a los 500 mm 
anuales, y un mínimo pluvial acusado en verano. A veces el clima de esta zona es 
clasificado como mediterráneo. Ej: Cádiz.
DOMINIO MEDITERRÁNEO. Lo esencial de sus rasgos climáticos es que las precipitaciones 
anuales son escasas y las temperaturas suaves.
Se distinguen tres variantes:
– Clima mediterráneo suavizado (zona norte del litoral mediterráneo). Influencia de los 
vientos del Atlántico y del aire frío del norte. Más fresco, húmedo, nuboso y lluvioso que
el resto del dominio.
Temperaturas medias anuales alrededor de los 16º C, amplitud 
térmica sobre los 10º C y precipitaciones en torno a los 500-600 mm anuales. Ej: Gerona
– Clima mediterráneo seco (desde el Garraf hasta Alicante, incluye Mallorca y Menorca). 
Influencia de vientos del norte de África. Temperaturas suaves la mayor parte del año, 
media en torno a los 17º C. Veranos largos y calurosos. Las precipitaciones suelen ser 
escasas pero concentradas en otoño, con una media anual de 400 mm. Suelen darse 
situaciones de Gota Fría, que provocan inundaciones. Ej: Valencia
– Clima mediterráneo árido (desde Alicante hasta Málaga, incluye Ibiza y Formentera). 
Precipitaciones escasas y muy irregulares. Temperaturas medias anuales entorno a los 
18º C. Las precipitaciones se sitúan entre los 230 mm anuales de Almería y los 414 mm 
de Formentera. Sequías largas, de siete a diez meses al año. Chubascos torrenciales e 
inundaciones por la Gota Fría. Ej: Murcia
DOMINIO INTERIOR. Lo esencial de sus rasgos climáticos es la continentalidad y una 
elevada amplitud térmica.
Se divide en dos zonas:
– Clima interior continental suave (zona de transición entre el dominio oceánico y el 
interior). La influencia atlántica suaviza los inviernos. Mínimas en Enero. Temperaturas 
medias anuales oscilan entre los 9º y los 18º C. Las precipitaciones son menores que en 
litoral atlántico, con máximo en invierno y mínimo en verano. Ej: Cáceres.
– Clima interior continental acusado (Meseta castellana y Aragón). La distancia al mar es 
mayor. Mayor amplitud térmica (unos 18º C). Inviernos muy fríos (la submeseta norte es 
la zona más fría de España). Veranos cálidos. Precipitaciones en torno a los 400 mm 
anuales o menos. Ej: Soria
DOMINIO DE MONTAÑA: Territorios situados por encima de los 1000 m. Reducción de las 
temperaturas, aumento del riesgo de heladas, aumento de la nubosidad y de las 
precipitaciones (más de 800 mm anuales), sobre todo en forma de nieve. La cordillera 
Cantábrica y los Pirineos se encuentran bajo la influencia de las masas de aire oceánicas 
(abundantes precipitaciones, verano breve), las cordilleras Béticas de las masas de aire 
subtropical (sus veranos son más cálidos y secos) y el Sistema Ibérico, Central, Montes de 
Toledo y Sierra Morena acusan la influencia de la continentalidad (inviernos largos y fríos y 
precipitaciones más reducidas).
DOMINIO DE LAS ISLAS Canarias: Su ubicación en una latitud subtropical, bajo la 
influencia del océano Atlántico y del continente africano provoca un clima muy estable. La 
corriente de agua fría que pasa por Canarias suaviza las temperaturas, con medias entre 
15º y 20º C. Las lluvias son escasas y se centran en invierno: unos 300 mm en las islas 
occidentales y unos 100 mm en las orientales. Las islas de Lanzarote y Fuerteventura tienen 
un unas carácterísticas climáticas más propias del clima desértico, debido a la proximidad 
del desierto del Sáhara.
MICROCLIMA URBANO: Tiene unas carácterísticas particulares. Los factores que modifican 
el clima de las grandes ciudades son las actividades humanas (calefacciones, vehículos, 
industrias…), los materiales de construcción y la escasa vegetación. Debido a ello se altera 
la temperatura, la nubosidad y las precipitaciones. Como consecuencia aparece el 
fenómeno de la isla de calor, un aumento de la temperatura, que se incrementa a medida 
que nos aproximamos al centro de la ciudad y que también provoca un incremento de las