El lenguaje como expresión semántica de la conciencia

El novecentismo fue un grupo de autores españoles que se encuentran a caballo entre el Modernismo y la generación del 27. Su objetivo era renovar estéticamente la literatura y el arte, acercándolos a un estilo más propio del s. XX. Comparten, como rasgo general, la búsqueda del arte puro, alejado del sentimentalismo decimonónico. (Los autores más representativos del género novelístico son Ramón Pérez de Ayala con su novela intelectual y Gabriel Miró y su novela lírica. Destaca también en el ensayo José Ortega y Gasset. Este fundó la Revista de Occidente, que llegó a ser una de las publicaciones más prestigiosas de su tiempo. Destacan obras como La rebelión de las masas o La deshumanización del arte. En esta última se plantea que la emoción estética debe prevalecer sobre la emoción humana para crear un arte “deshumanizado”.

En cuanto al teatro, la renovación que estaba triunfando en la narrativa y en la lírica no llegó con la misma fuerza al género dramático. Había dos vertientes: la comercial, y la renovadora. En el teatro comercial destacan las comedias burguesas de Jacinto Benavente, el teatro poético de Marquina o Villaespesa, y el teatro cómico de Carlos Arniches y los hermanos Quintero. En la vertiente renovadora destaca la figura de Ramón María del Valle-Inclán del que destacan la trilogía de Las comedias bárbaras, y sus esperpentos, sobre todo Luces de bohemia.
En ellos se deforman ambientes y personajes realizando una crítica incisiva de la sociedad.

En el campo de la poesía destaca la obra de Juan Ramón Jiménez. Se diferencian tres etapas: Sensitiva, de influencias ROMánticas y modernistas (Arias tristes)
; Intelectual, de poesía desnuda (Diario de un poeta recién casado)
; Suficiente, de tinte espiritual.

2 La agitación social vivida a comienzos del s. XX tuvo su reflejo artístico en un movimiento que reaccionaba contra el orden establecido: las vanguardias. Con el término “Vanguardismo” se designan aquéllos movimientos que tienen un claro afán renovador y se caracterizan por rechazar el arte anterior, con el propósito de modernizar el arte para que sea acorde a los nuevos adelantos científicos y sociales. Así pues, la creatividad, la experimentación y la rebeldía serán sus carácterísticas definitivas. Los ismos llegaron a España tras la primera década del siglo, se sucedieron con gran rapidez y tienen en común el irracionalismo. Los más importantes, por orden de aparición, son:


Futurismo


Fue el primer movimiento vanguardista, fundado por Marinetti, se caracterizaba por el antisentimentalismo, el rechazo radical del pasado y la atracción por los recientes inventos.

Dadaísmo

Fundado por Tristán Tzara, que cuestionaba de forma radical los valores tradicionales establecidos. El término “dadá” remitía al balbuceo de un bebé, pues esta era la idea detrás del dadaísmo: librarnos de las ataduras morales que nos generaba la educación burguesa, para alcanzar una forma de expresión totalmente auténtica. 

Cubismo

Expresa una estructura que forma figuras o imágenes que ejemplifican el tema, su máximo exponente fue Apollinaire y sus caligramas, escritos cuya disposición tipográfica esboza figuras alusivas al tema tratado. Este movimiento tuvo más repercusión en pintura que en literatura. 

Expresionismo

Es un movimiento fundamental en la renovación de la pintura y expresa con intensidad los sentimientos y emociones, influyó a Fran Kafka.

Surrealismo

Impulsado por André Bretón. Fue el movimiento más longevo y que más obras produjo. El interés por el subconsciente, los sueños y los mecanismos mentales no sometidos a la razón supuso una ampliación de los límites de la imaginación y un notable enriquecimiento del lenguaje literario. Sus mayores influencias fueron el dadaísmo y las investigaciones de Freud sobre el psicoanálisis, y mostró una gran influencia en la mayoría de los autores del 27. _

En España esta influencia se recibíó en parte gracias a Ramón Gómez de la Serna, que desde la revista Prometeo reflejó estos movimientos artísticos y el de una vanguardia puramente española, el ultraísmo. Este, cuyo principal exponente será el poeta Guillermo de Torre, es un movimiento ecléctico cuya finalidad es la experimentación y la renovación del lenguaje. El creacionismo fue otro movimiento de origen hispanoamericano, protagonizado por Vicente Huidobro, que influyó en algunos poetas del 27. _

De Ramón Gómez de la Serna habría que destacar, a parte de su labor como editor, su influencia en la renovación del lenguaje con sus conocidas Greguerías, que son apuntes muy breves que encierran una metáfora insólita. Hacia 1930 se hace perceptible el ocaso del Vanguardismo y el rechazo del ideal de un arte puro; cada vez es más notoria la politización de los escritores y el giro hacia una literatura comprometida.